La pandemia está llevando al límite a millones de «trabajadores pobres» de EE.UU.

En sólo los últimos seis meses, se han perdido más de 22 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos, y menos de la mitad han vuelto hasta ahora. Incluso cuando estaban trabajando, muchas personas no ganaban lo suficiente para sobrevivir.

Tratar de sobrevivir con trabajos de baja remuneración llevó al periodista David Shipler a escribir en 2004, The Working Poor: Invisible in America. Durante cinco años, entrevistó a familias de todo el país que estaban en el mercado laboral pero que no podían salir de la pobreza.

Con tantas personas sin trabajo durante la pandemia, Shipler teme que los problemas que escribió hace más de una década sólo empeoren mucho más. Es autor de siete libros, ganador del Premio Pulitzer de no ficción general y ex corresponsal del New York Times.

La CNBC habló con Shipler sobre cómo la recesión afectará a los trabajadores. La entrevista ha sido condensada y editada para mayor claridad.

CNBC: Se oye mucho en estos días acerca de cuántos estadounidenses viven de sueldo en sueldo. ¿Pero cómo se le ocurrió el término «los trabajadores pobres» y cómo lo define?

David Shipler: El término parecía cristalizar el problema en sólo tres palabras. Es decir, gente que trabajaba pero que seguía siendo pobre. ¿Cómo puede ser eso? Eso parece ser un oxímoron. ¿Por qué la gente debería estar en la pobreza o cerca de la pobreza cuando en realidad están trabajando y, a menudo, un trabajo muy difícil, con horarios difíciles?

CNBC: ¿Cómo empeorará la pandemia el problema?

DS: La gente va a estar muy desesperada por un trabajo de cualquier tipo. Creo que la pandemia y los daños económicos que la acompañan harán que la gente sea mucho menos capaz de negociar por salarios más altos, y menos dispuesta incluso a tratar de negociar por mejores condiciones de trabajo. Y muchos trabajadores de bajos salarios no pueden trabajar desde casa. Tienen que ir y exponerse al Covid-19.